Armonía entre el ser humano y el ambiente

Medio Ambiente - Armonía entre el ser humano y el ambiente - Cucine LUBE

Desde hace más de 50 años el Grupo LUBE contribuye a hacer más cómoda y agradable tu vida cotidiana, imaginando e ideando ambientes a la medida del hombre, que se adaptan a las exigencias de los habitantes del hogar, para simplificar cada acción.
Un proyecto que se lleva adelante en sinergia con la defensa del medio ambiente. Las actividades y los procesos productivos se configuran y programan para una mejora continua basada en la sustentabilidad.
Un compromiso ecológico que el Grupo LUBE sostiene para crear armonía entre el ser humano y el medio ambiente y para simplificar las acciones cotidianas de sus clientes. La innovación y la búsqueda de soluciones conduce a un aumento de la calidad y de la funcionalidad del producto. Todas las cocinas LUBE se producen con energía ecológica: 40.800 m2 de sistema fotovoltaico alimentan los procesos productivos y permiten la reducción de las emisiones de CO2.

LA CALIDAD DE VIDA COMIENZA POR EL RESPETO DEL AMBIENTE

Cucine LUBE se preocupa por el medio ambiente porque se basa en este principio. Todos los productos del Grupo son fruto de un proceso de investigación e innovación que tiene como hilo conductor la seguridad y la sustentabilidad. La calidad de los muebles y el bajo impacto en el medio ambiente son objetivos que perseguimos cotidianamente prestando atención especialmente al diseño y a los recursos.
Todas las estructuras de los muebles Cucine LUBE están realizadas con paneles compuestos por maderas recicladas al 100%, certificadas por el Consorcio Pannello Ecologico, con materiales de bajo impacto en el medio ambiente, certificados por su baja emisión de formaldehído, sustancia química presente en la producción de las colas y resinas empleadas en la elaboración de los paneles de madera.

Los muebles Cucine LUBE tienen muy bajo contenido de formaldehído, conforme al estándar F4 estrellas (F****) de la norma JIS, certificado por el ministerio japonés, el más estricto en materia de normas de defensa medioambiental contra las emisiones de formaldehído gaseoso.

Una ulterior medida de seguridad para el usuario final es el uso de cantos de polipropileno (PP), atóxicos e inodoros, que se aplican a las partes inferiores, superiores y laterales. El PP ofrece muchas características: resistencia, dureza, resistencia a las sustancias químicas, a las temperaturas y a la abrasión.
Se dedica especial atención al ahorro de agua, recurso indispensable para la vida y escaso para muchas poblaciones, incluso en Italia, sobre todo en verano.

Los grifos de las cocinas LUBE permiten reducir el consumo de agua y de energía sin comprometer la funcionalidad y la elegancia del diseño.
Los beneficios ambientales derivan del uso de energía ecológica en todos los procesos productivos.
Los 40.800 m2 del sistema fotovoltaico instalado en la sede de la empresa suministran una potencia de 6,2 que cubre la demanda energética de las actividades productivas, permitiendo ahorrar 13.870 toneladas de emisiones de CO2.
Un compromiso importante para contribuir a la protección del medio ambiente y ofrecer a los clientes productos de calidad durables.