^

Fabricante

LUBE INDUSTRIES Srl - Via dell’Industria, 4 - Treia (prov. de Macerata) - Italia

 

Denominación Merceológica 

Muebles de cocina modelo VELIA LACADA

 

Advertencia

La presente ficha técnica de producto es conforme con las disposiciones de el Decreto legislativo italiano no. 206 de 6 de septiembre de 2005 "Código del consumidor".

 

Materiales Utilizados

Puertas y frentes cestos

Marco y panel central en MDF (clase E1) ennoblecido, con fondo blanco a base de resinas de poliéster y barnizado con producto de poliuretano catalizado con isocianato antiamarilleo (acabados lacados exentos de cromo, plomo y cadmio) con pátina envejecida o dorada.

 

Puertas de vidrio

Marco y enrejado como el de las puertas de madera; vidrio templado de 4 mm de espesor con estampado envejecido.

 

Tiradores

En aleación de zamak con baño galvánico en latón bruñido envejecido (versión 639; versión 638; versión 115; versión 120; versión 637).



Descripción

Estructura y baldas

Tableros de partículas de madera conformes con el estándar F**** (bajísima emisión de formaldehído) de 18 mm de espesor, revestidos con melamina.
Las baldas tienen un espesor de 16 mm y cuentan con soportes incorporados dotados de sistema antidesenganche; las mismas también pueden ser de vidrio templado de 6 mm de espesor con bordes pulidos.

 

Borde

Borde en ABS de 0,5 mm de espesor, encolado con colas de poliuretano termoendurecibles (lados de la estructura) o en laminado de 0,3 mm de espesor, encolado con colas termofusibles (baldas).

 

Traseras

Tableros de fibra de densidad media de 2,5 mm de espesor (clase E1) revestidos con papel finish encolado con productos vinílicos.

 

Encimeras

Encimera laminada: Tablero de partículas de madera (clase E1), hidrófugo, de 38 ó 58 mm de espesor, revestido en laminado a alta presión (HPL). Para las encimeras de otros materiales consulte las notas correspondientes.

 

Fregaderos

En chapa de acero inoxidable 18/10, moldeado en una sola pieza o con senos electrosoldados, acabado liso o gofrado. Para los fregaderos de otros materiales consulte las notas correspondientes.

 

Estantes

Estante ennoblecido: Tablero de partículas de madera (clase E1), revestido en melamina; bordes en ABS.
Estante chapado: Tablero de partículas de madera (clase E1), chapado en madera (diferentes en base al modelo) y barnizado con productos acrílicos o poliuretánicos.

 

Molduras

En madera de abeto o DM chapado con madera (diferentes en base al modelo); barniz acrílico o poliuretánico.

 

Revestimiento fondo muebles para fregadero

En aluminio cuadriculado o plástico barnizado, protege el mueble del fregadero contra las pérdidas de agua.

 

Patas muebles

En material plástico (PVC) antichoques, de altura ajustable, se enroscan en la base del mueble mediante casquillos sin necesidad de taladrar el fondo de la estructura y evitando así las acumulaciones de suciedad o las infiltraciones de agua en las estructuras de los bajos para fregaderos.
También pueden ser de aluminio, ajustables, montados en un basamento especial realizado en perfiles de aluminio.

 

Rodapiés

Pueden ser de aluminio anodizado o barnizado, o bien de PVC revestido con melamina decorada, con juntas superior e inferior de goma.

 

Fondo estructura para frigorífico

En material plástico (PVC) rígido e inalterable, con agujero central para permitir la evacuación de eventuales pérdidas de agua y proteger así la estructura del mueble.

 

Copetes para encimaras

En aluminio o PVC rígido antichoques revestido en laminado.

 

Bisagras

En chapa de acero y aleación de zamak y cobre niquelada anticorrosión, ajustables en tres direcciones.

 

Cajones y cestos de extracción total (estructura interna)

La estructura puede constar de un fondo de partículas de madera (bajísima emisión de formaldehído conforme con el estándar F****) de 16 mm de espesor revestido en laminado gris y de cercos laterales y trasero en chapa de acero galvanizado y barnizado anticorrosión, o bien puede ser realizada completamente en madera maciza y contrachapado de haya; el deslizamiento es garantizado por correderas de extracción total con sistema de encastre para el bloqueo antidesenganche y el cierre automático en los últimos 4 cm. También se entrega de serie el sistema de cierre amortiguado "blu motion".

 

Rejillas escurreplatos y cestillos

En alambre electrosoldado, pueden estar plastificadas con resina de polímeros, niqueladas o cromadas y revestidas con plastificado transparente (acabado Crominox).

 

Mesas

Tablero: Puede ser un tablero de partículas de madera (clase E1) revestido con laminado plástico HPL (ver encimeras laminadas) o enchapado con maderas teñidas con productos al agua, poliuretánicos o acrílicos, o bien puede ser de cristal, granito o piedra natural.
Faldones y estructura: Pueden ser metálicos o en tablero contrachapado con revestimiento o chapado en varias maderas, según el modelo.
Patas: Pueden ser metálicas o en madera maciza; el barnizado se realiza con productos acrílicos o poliuretánicos.

 

Sillas y Taburetes

Estructura: Puede ser en perfiles tubulares metálicos barnizados con resinas termoendurecibles, o en madera maciza barnizada con productos al agua (impregnante) y acrílicos o poliuretánicos (fondo).
Asiento y Respaldo: Pueden ser de material sintético (metacrilato), madera maciza, madera contrachapada, tejido acolchado o paja sintética.

 

Nota: Para identificarlas al momento de la compra, cada tipo de silla y mesa presentan una etiqueta adhesiva en el embalaje.

 

Seguridad

Emisión de formaldehído

Declaración de Conformidad sobre la Emisión de Formaldehído

El abajo firmante SILEONI PACIFICO, representante legal de la sociedad LUBE INDUSTRIES Srl, con sede en Via dell’Industria n. 4, Treia (prov. de Macerata), declara bajo su exclusiva responsabilidad que todas las piezas a base de madera de las cocinas de su producción responden a la norma UNI EN 13986:2005 “Tableros derivados de la madera para su utilización en la construcción: características, evaluación de la conformidad y marcado”, sólo por lo que concierne el prospecto B1 de la misma “clases de formaldehído E1” en base a las prescripciones del D.M. 10 de octubre de 2008 (emisión formaldehído < 0.1 ppm o < 1,24 mg/l, según la norma EN 717-1).
Asimismo declara que, en cuando a las emisiones de formaldehído, las partes que componen las estructuras de los muebles también respetan las indicaciones de la norma JIS A 1460, clasificación F**** (emisión formaldehído < 0.3 mg/l).

Treia, 05/10/2010

 

Cargas admitidas

Herrajes de soporte para muebles altos: resistencia máxima a la flexión 145 kg.
Correderas cajones (extracción parcial): carga máxima dinámica 25 kg; estática 40 kg.
Correderas cajones (extracción total): carga máxima dinámica 30 kg; estática 50 kg
Bisagras: Las pruebas de fatiga no han demostrado vencimientos significativos tras 80.000 ciclos continuados de apertura y cierre (puerta de 70x60 cm y 8,8 kg con 2 bisagras).
Carga máxima de rotura a la apertura: 130N (en las condiciones de ensayo mencionadas anteriormente).
Vidrios templados: En caso de rotura, estos vidrios se quiebran en fragmentos muy pequeños sin filos cortantes.

 

Norma uni-en 1153 para la seguridad

Todos los componentes principales de las cocinas responden a los requisitos constructivos de seguridad previstos por la norma UNI-EN 1153 ap. 6.2.
Asimismo, los mismos cumplen con los requisitos de seguridad mencionados en el ap. 8 de la misma norma, concernientes:
- vuelco de las baldas (ap. 8.1)
- soporte de las baldas (ap. 8.2)
- carga vertical de puertas (ap. 8.3)
- puertas correderas y persianas (ap. 8.4)
- cajones (ap. 8.5)
- carga sobre encimera (ap. 8.7)
- choque partes de vidrio (ap. 8.9)
- fragmentación de vidrios (ap. 8.10)
- estabilidad (ap. 9)
- carga herrajes de soporte muebles altos (ap. 8.8.3)

 

Montaje

- Cerciórese de que el montaje sea efectuado por personal cualificado y, de todas formas, no aporte modificaciones al mueble que puedan comprometer la estabilidad de su estructura; en efecto, si los muebles no se instalan correctamente existe el riesgo de que se vuelquen o desplomen.

- Controle también la capacidad de la pared o el techo, verificando que los herrajes de fijación resistan a las cargas necesarias.

 

Ecología

Al término de su vida útil, no deseche los muebles en el medio ambiente y llame a una empresa que se ocupe de desechos sólidos urbanos para que los lleven a un vertedero.

 

Información útil

Encimeras

Encimera laminada

El laminado plástico de alta presión (HPL) que recubre la encimera es un material sumamente resistente y, conforme con las normas europeas EN 438, garantiza altos estándares de calidad en cuanto a resistencia a los arañazos, al calor, a las manchas, a los choques y a la abrasión.

 

Encimera de mármol y granito

Son muy delicadas a raíz de su porosidad (algo menos el granito), por tanto fácilmente sujetas a mancharse con los líquidos caídos accidentalmente sobre la superficie; el mármol también puede mancharse fácilmente con los ácidos, aun débiles, contenidos por ejemplo en el vinagre o el limón; el fabricante entrega con las mismas un producto impregnante que sirve para obturar los poros y facilitar así la eliminación de las manchas; de todos modos, se aconseja proteger las superficies realizando el tratamiento con dicho producto una o dos veces por año.

 

Encimera de mármol o granito aglomerado

Constituida por un 95 - 96% de aglomerado de mármol natural o granito con granulometrías de 0 a 90 mm y un 4 - 5% de resina poliéster; presenta todas las características del mármol o granito, por tanto requieren las mismas precauciones; su ventaja principal consiste en la gran versatilidad de formas y en la posibilidad de repararse mediante el kit correspondiente en caso de daños debidos a productos abrasivos o a la caída de objetos pesados.

 

Encimera sintética

Está realizada con una lastra de 6 a 20 mm de espesor formada por una mezcla de polvos minerales como cuarzos, piedras naturales, etc. en porcentajes variables (75-95%), pigmentos (2-5%) y resinas acrílicas (8-25%) con o sin tablero de soporte derivado de la madera (clase E1) o de material sintético (poliestireno, estireno, Eulithe®) de espesor variable; el canto puede ser del mismo material de la superficie o presentar perfiles de otros materiales (aluminio, madera, ABS, etc.).
La encimera, de bajo contenido en resina, ofrece notables ventajas en términos de compacidad, resistencia a la abrasión, restaurabilidad, inalterabilidad a los agentes químicos, ausencia de porosidad y, por lo tanto, repelencia a los líquidos. No siempre es fácilmente reciclable.

 

Encimera en laminado estratificado

Construida en laminado con una capa de resinas de soporte de 10 mm de espesor, encolada sobre un tablero de partículas de madera (clase E1) de 38 mm de espesor ignífugo e hidrófugo. Gracias a sus características mecánicas es extremadamente resistente a las abrasiones y a los golpes, además de presentar una absoluta impermeabilidad a los líquidos.

 

Encimera de acero inoxidable

Compuesta por un tablero de partículas de madera (clase E1) revestido en chapa de acero AISI 304 2B de 1 mm de espesor con acabado scoth brite; es perfectamente repelente a las manchas y absolutamente idónea al tratamiento higiénico de los alimentos en la cocina.
Debe evitarse el uso de objetos puntiagudos o productos abrasivos que puedan estropear la superficie ya que el acero no tiene una gran resistencia a los arañazos. Una gran ventaja de este tipo de encimera es la posibilidad de unir directamente los senos del fregadero y las placas de cocina, obteniendo así continuidad y evitando puntos de unión donde pueda acumularse la suciedad.

 

Encimera azulejada

Realizada con azulejos de cerámica esmaltada o gres porcelánico, o bien con piedras naturales encoladas en un tablero de madera contrachapada hidrófugo y estucadas con material impermeable; la superficie cerámica es inerte a las manchas, pero el esmalte se puede dañar si se golpea con objetos puntiagudos.
GRES = Cerámica de pasta vitrificada, blanca o de color, sin esmalte. También pertenecen a esta categoría el klinker, el gres salado y el gres fino para uso doméstico.
GRES PORCELÁNICO = Azulejos realizados a presión con una pasta clara de muy baja porosidad que puede colorearse de manera homogénea o variada mediante una mezcla de polvos y gránulos de varias dimensiones y colores. La composición de la pasta es muy similar a la del gres claro, pero las materias primas están seleccionadas para contener un mínimo porcentaje de óxido de hierro. La pasta se prensa con cargas específicas, en un 50% superiores a las del gres claro esmaltado. La cocción se realiza a temperaturas de alrededor de 1200ºC en ciclos que duran menos de una hora. Los azulejos también pueden ser lustrados, antes o después de su colocación, a fin de exaltar sus cualidades estéticas. Dada su mínima porosidad, es resistente al hielo, a los ácidos y las bases y presenta una elevada resistencia mecánica.

 

Encimera de vidrio

Consiste en una hoja de vidrio extraclaro de 12 mm de espesor, pintada y sometida a tratamiento de temple Powertech para una mayor resistencia a los choques; la misma se pega a un tablero de soporte de partículas de madera clase E1 V70, hidrófugo, de espesor variable, en cuyo canto se aplica un perfil de aluminio anodizado.
Esta encimera ofrece grandes ventajas a raíz de su impermeabilidad, resistencia a las manchas e higiene.

 

Consejos para la limpieza

Las encimeras laminadas, sintéticas y azulejadas se limpian simplemente con un paño suave, mojado y bien escurrido. En presencia de manchas, se puede añadir un detergente líquido común, en lo posible neutro o específico para la superficie a tratar. Evitar, con todo tipo de material, productos muy abrasivos o con contenido de sustancias agresivas o corrosivas como lejía, ácidos, alcohol, etc. Recomendamos para todos los materiales utilizar sólo una esponja doméstica o un paño de microfibra, evitando los elementos de limpieza ásperos (esponjas abrasivas, lana de acero, etc.). En las encimeras azulejadas evitar el uso de limpiadoras de vapor para las juntas. Recomendamos utilizar productos de gel antical. Las encimeras de acero inoxidable tienden a mancharse con la cal contenida en el agua, pero actualmente existen productos específicos para superficies de acero que quitan las manchas con poco esfuerzo; prestar mucha atención para no utilizar detergentes que contengan cloro o sus compuestos (el cloro causa manchas similares al óxido) o productos abrasivos (cremas, detergentes en polvo, lanas metálicas, etc.), ya que el acero tiende a rayarse con facilidad. Para limpiar las superficies de mármol, granito y aglomerado utilizar simplemente agua y jabón, evitando el uso de detergentes no específicos; es importante eliminar la suciedad de inmediato, con la mancha aún fresca, porque en poco tiempo las sustancias pueden penetrar en los poros del material y ser absorbidas. En caso de aureolas o manchas (tipo cal) es necesario frotar la superficie con una mezcla de bicarbonato y agua, dejar actuar unos minutos y limpiar con una esponja común mojada. Además, es muy importante renovar periódicamente el tratamiento impermeabilizante con los productos específicos.

 

Fregaderos

Fregadero de acero inoxidable

Existen dos tipos: uno moldeado con una única lámina de acero, en cuyo caso presenta los senos menos profundos y el acero más fino, y otro con los senos soldados, que son más profundos y escuadrados, por tanto de mayor capacidad.
En el fregadero de acero tienden a verse más las manchas de agua y los depósitos calcáreos, pero es posible eliminarlos mediante los productos específicos que hoy se encuentran normalmente. También existe el acabado gofrado o "antiarañazos", cuya superficie presenta dibujos geométricos en relieve que disminuye el riesgo de estropear los fregaderos; sn embargo, su limpieza es más difícil.

 

Fregadero de resina

Compuesto por resinas y cargas minerales polimerizados a presión, no se mancha ni altera con los agentes químicos, si bien con el tiempo puede perder su elasticidad y romperse a raíz de bruscos cambios térmicos, por ejemplo con el agua caliente y fría; al inicio su limpieza es muy simple, pero con el tiempo se complica por la formación de microarañazos superficiales que retienen la suciedad. No es fácilmente reciclable. Para conocer las características de los diferentes materiales, consulte el apartado de las encimeras.


La madera

La madera es un material natural, con todo lo que ello implica: la variación de veteado o tonalidad entre las diferentes partes no puede ser objeto de reclamación. De todos modos, Cucine Lube ha implementado en el marco de su sistema Calidad estrictos controles del acabado y del acoplamiento de sus maderas, con el fin de evitar inconvenientes en la mayor medida posible. La exposición de la madera a la luz directa del sol puede provocar variaciones cromáticas totalmente normales, ligadas a la evolución natural del material. Asimismo, la madera madura con el tiempo y puede asumir una tonalidad ligeramente diferente, que no ha de considerarse un defecto. Por último, cabe recordar que la madera es un material vivo y, como tal, aún después de su elaboración, puede cambiar de volumen al variar la humedad del ambiente.

 

Consejos para la Limpieza y el Mantenimiento

Partes de madera o enchapadas

Limpiar delicadamente con un paño húmedo y secar con cuidado; en caso de manchas, utilizar detergentes neutros formulados para la limpieza de la madera. Evitar en absoluto detergentes y aerosoles no específicos que podrían dañar la capa de pintura final; secar todas las gotas de agua y vapor para evitar el deterioro y el desprendimiento de la pintura, especialmente en las zonas debajo del fregadero, el lavavajillas, el horno y la campana. No utilizar por ningún motivo productos con contenido de sustancias corrosivas como solventes, acetona, amoníaco, alcohol, etc.

 

Partes en laminado plástico, polimérico o melamínico

Limpiar con un paño suave (de microfibra) humedecido con agua caliente y jabón neutro. Enjuagar siempre cuidadosamente las superficies tratadas. No utilizar productos agresivos (ej. desengrasantes), alcohol, solventes o detergentes, ni esponjas abrasivas o soportes similares que podrían rayar de manera definitiva las partes sometidas a mantenimiento.

 

Partes lacadas

Límpielas con un paño húmedo y detergente líquido, enjuáguelas y séquelas muy bien; evite el uso de productos abrasivos o que contengan alcohol o disolventes (acetona, tricloroetileno o amoníaco).

 

Encimeras

Las encimeras laminadas, sintéticas y azulejadas se limpian simplemente con un paño suave, mojado y bien escurrido. En presencia de manchas, se puede añadir un detergente líquido común, en lo posible neutro o específico para la superficie a tratar. Evitar, con todo tipo de material, productos muy abrasivos o con contenido de sustancias agresivas o corrosivas como lejía, ácidos, alcohol, etc. Recomendamos para todos los materiales utilizar sólo una esponja doméstica o un paño de microfibra, evitando los elementos de limpieza ásperos (esponjas abrasivas, lana de acero, etc.). En las encimeras azulejadas evitar el uso de limpiadoras de vapor para las juntas. Recomendamos utilizar productos de gel antical. Las encimeras de acero inoxidable tienden a mancharse con la cal contenida en el agua, pero actualmente existen productos específicos para superficies de acero que quitan las manchas con poco esfuerzo; prestar mucha atención para no utilizar detergentes que contengan cloro o sus compuestos (el cloro causa manchas similares al óxido) o productos abrasivos (cremas, detergentes en polvo, lanas metálicas, etc.), ya que el acero tiende a rayarse con facilidad. Para limpiar las superficies de mármol, granito y aglomerado utilizar simplemente agua y jabón, evitando el uso de detergentes no específicos; es importante eliminar la suciedad de inmediato, con la mancha aún fresca, porque en poco tiempo las sustancias pueden penetrar en los poros del material y ser absorbidas. En caso de aureolas o manchas (tipo cal) es necesario frotar la superficie con una mezcla de bicarbonato y agua, dejar actuar unos minutos y limpiar con una esponja común mojada. Además, es muy importante renovar periódicamente el tratamiento impermeabilizante con los productos específicos.

 

Fregaderos

Para saber cómo tratar los diferentes materiales de los fregaderos (acero o resinas sintéticas como fragranite, cristalite o ekotek) consulte las indicaciones dadas para las respectivas encimeras.
No deje abiertos los envases de detergentes u otros productos químicos de composición ácida bajo el fregadero, a fin de evitar la oxidación o corrosión provocada por las exhalaciones.

 

Sillas y mesas

Para la limpieza de los tableros de las mesas bastará seguir, material por material, todas las indicaciones dadas para las encimeras; para los tableros de madera maciza o enchapada consulte el apartado correspondiente a la madera.
Por último, controle periódicamente que los pernos utilizados para fijar las patas estén bien apretados.
Para las sillas de madera o lacadas valen las mismas indicaciones de los apartados anteriores; para las de estructura metálica, en cambio, pueden limpiarse normalmente con un paño suave embebido en agua o alcohol; el asiento de paja natural o sintética no requiere cuidados especiales, de todos modos conviene protegerlo con un cojín para que se conserve mejor.
Por último, cabe recordar que las sillas no son adecuadas para usarse en ambientes exteriores o sin apoyar las cuatro patas en el suelo.
 

Otros componentes

Bisagras: Para una larga duración de las bisagras de los muebles se recomienda no forzar la apertura de las puertas ni aferrarse a las mismas cuando están abiertas; no deje abiertos los envases de detergentes u otros productos químicos que puedan causar su oxidación a lo largo del tiempo.
Bordes: Los bordes tienden a agrietarse sobre todo a causa del calor del horno o de los vapores emanados por el lavavajillas. Para pegar los bordes de sus cocinas, Lube Industries utiliza colas poliuretánicas termoendurecibles de altísima resistencia al calor y la humedad; de todos modos se recomienda abrir el lavavajillas sólo cuando esté completamente frío y secar siempre las eventuales gotas.
Estantes y Cornisas: Consulte las indicaciones descritas en los apartados correspondientes a las encimeras laminadas y a la madera.
Bastidores de aluminio y rodapiés: Límpielos con un paño húmedo y detergente líquido, enjuáguelos y séquelos muy bien; nunca utilice los productos abrasivos.
Pomos y tiradores: Están protegidos con una película protectora especial, antimanchas y antihuellas, por tanto no deben limpiarse con productos abrasivos o disolventes (acetona, tricloroetileno o amoníaco) que pueden comprometer su integridad, use en cambio un paño húmedo y séquelos muy bien.

 

Electrodomésticos

Consejos generales

La ubicación de los electrodomésticos en los ambientes domésticos es muy importante y debe estudiarse racionalmente, de manera que puedan obtenerse las mejores condiciones de funcionamiento y practicidad de uso.

- Controle periódicamente el estado de la instalación eléctrica, en especial la eficiencia del sistema de puesta a tierra.
- No haga el mantenimiento de los electrodomésticos sin haberlos desconectado con el interruptor y desenchufado de la red eléctrica.
- Evite poner en marcha o tocar los electrodomésticos mientras esté descalzo o si el suelo está mojado.
- Se aconseja evitar el uso de adaptadores o tomas múltiples; el aparato debe ser el único enchufado en la toma para evitar recalentamientos o cortocircuitos. Además, la instalación eléctrica de la cocina debe contar con un interruptor diferencial general, que a su vez seccione a los interruptores de seguridad de los respectivos electrodomésticos.

 

Advertencia

Aténgase escrupulosamente a las indicaciones de la empresa fabricante en los manuales de cada uno de los electrodomésticos y, en caso de requerir la intervención de la misma, recurra directamente a los centros de asistencia señalados en los manuales y en los certificados de garantía.

 

Glosario

Acero inoxidable

Es un acero resistente a la corrosión y a algunos agentes químicos; para considerarse tal debe contener por lo menos el 12% de cromo; acero inoxidable 18/10 significa que contiene el 18% de cromo y el 10% de níquel. Gracias a su fácil higiene, se usa generalmente en el sector alimenticio (baterías de cocina, fregaderos, encimeras).

 

Acrílico (frentes y puertas)

Las puertas de este tipo están constituidas por un tablero de soporte aglomerado con el lado a la vista revestido con metacrilato (ABS + PMMA) de 1,4 mm de espesor con acabado brillo (>80 gloss) y el lado interno revestido con metacrilato gofrado (poliestireno) de 1,2 mm de espesor. Por lo general, los cantos están terminados con bordes en ABS brillo barnizado. Dicho material tiene un aspecto muy similar al del acabado lacado brillo; además es atóxico e inalterable, dado que conserva su brillo originario y no se amarillea con el tiempo; es resistente a los rayos ultravioleta y a la humedad. En cambio no resiste a las siguientes sustancias: acetona, tinta y acetato de etilo y butilo.

 

Alkorcell

Consiste en una lámina decorativa para interiores realizada en polipropileno (PP), sin componentes halógenos, plastificantes ni formaldehído.
Es adecuada para el revestimiento superficial de tableros derivados de la madera y se usa en la producción de componentes para muebles. Un barniz termoendurecible aporta a la lámina las propiedades necesarias para estas aplicaciones.
El lado posterior de la lámina presenta una imprimación que permite aplicar los diferentes sistemas de adhesión mediante colas de dispersión, termofusibles o de disolvente.

 

Aluminio

Metal de color blanco plateado, dúctil y sumamente ligero, que se usa principalmente en el campo aeronáutico. Tanto fundido a presión como trefilado, luego es barnizado o protegido mediante procedimientos de oxidación anódica que aportan a las capas superficiales resistencia a los arañazos y a la corrosión.

 

ABS

Siglas que significan Acrilonitrilo-Butadieno-Estireno, un polímero a base de resinas sintéticas de elevada resistencia empleadas en la construcción de embalajes, carcasa de televisores, juguetes, etc.

 

Panel central

Es el tablero central de la puerta, generalmente realizado en aglomerado enchapado o revestido.

 

Papel melamínico

Papel impregnado con resinas melamínicas; puede ser de varios colores o imitar las vetas de la madera. Se emplea para el revestimiento de tableros aglomerados que, después de dicho tratamiento, se definen "paneles ennoblecidos con melamina".

 

Colas termofusibles

Adhesivos que, aplicados en fusión, actúan gracias al enfriamiento y a la presión que se ejerce entre los dos elementos a pegar. Su comportamiento es reversible, es decir, cuando se someten a temperaturas que varían entre 60 y 100 ºC, se reblandecen y pierden temporalmente su poder adhesivo.

 

Colas termoendurecibles

Son resinas cuyo poder adhesivo reside en las reacciones químicas en parte activadas por el calor. Las más importantes dentro de la industria del mueble se obtienen de la combinación de formaldehídos y de otras resinas base. La reacción química se produce a gran velocidad y, por lo tanto, son adhesivos irreversibles y resisten también temperaturas elevadas. Los adhesivos de poliuretano empleados por Lube Industries para encolar los bordes de las estructuras son de este tipo.

 

Formaldehído

Es una sustancia que se usa para la producción de muchas de las colas y resinas empleadas en la fabricación de los tableros de madera. Los tableros producidos de esta manera pueden despedir en el ambiente moléculas de formaldehído en forma gaseosa. Dicha emisión es considerada nociva para la saliud, por tanto está reglamentada en muchos países del mundo con normas y leyes específicas.
Por ejemplo, en Europa el límite está establecido actualmente en 0,1 ppm y el tablero con ese nivel de emisión se clasifica E1; Italia se rige por el DM 10/10/2008.
La definición E1 procede de un decreto publicado en Alemania ya en 1986 y que reglamentaba la emisión de formaldehído disponiendo: “…. Prohibido poner en el mercado productos derivados de la madera cuya concentración de equilibrio generada en el aire supere el valor legalmente admitido, equivalente a 0,1 ppm (0,124 mg/m3)”. Desde entonces es el estándar de referencia para todos los fabricantes de tableros, si bien en Italia no había disposiciones legales que reglamentaran la emisión de formaldehído de los tableros derivados de la madera hasta la implementación del Decreto Ministerial del 10/10/2008.
En Japón, donde las emisiones se clasifican en base al destino de uso del producto según la norma JIS, los tableros se subdividen entre las clases de F* a F****; actualmente la F**** es la normativa más estricta a nivel mundial por lo que concierne la emisión de formaldehído (< 0,3 mg/litro, es decir hasta 4 veces menos que el tablero E1, definido impropiamente E0).
California, desde siempre el estado más atento a la ecología y a la salud en EE.UU., cuenta con una ley que establece nuevos límites de emisión para todos los productos derivados de la madera. En especial, los niveles de emisión deberán limitarse a las 0,18 ppm (partes por millón) durante una primera fase (2009) y a las 0,09 ppm en una segunda fase (2011), convirtiéndose así en una de las normas más estrictas en todo el mundo. El método convencional de medición es el descrito en la norma estadounidense ASTM E 1333-96 (2002) (método de la cámara de grandes dimensiones). Lamentablemente, por el momento no hay equivalencias oficiales entre los valores obtenidos con el método ASTM y el correspondiente utilizado en Europa (EN 717-1). Los productos en cuestión deberán ser homologados por otros organismos independientes autorizados por el "California Air Resource Board" (certificación CARB).
Toda esta información concierne las normativas legales en las que se basan los diferentes países del mundo, pero también existen una serie de marcas y certificaciones “comerciales” de carácter voluntario, es decir no obligatorio, que distinguen a los tableros conformes con una o varias de las mencionadas normas.
Una de ellas consiste en el protocolo interno implementado por IKEA, que ha establecido algunos límites y controles periódicos a efectuar sobre todos sus productos muy similares a los de la norma californiana.
Asimismo, algunos laboratorios certificados como Catas y Cosmob han desarrollado sus propias marcas de certificación (CQA para el primero y Cosmob Qualitas Praemium Formaldeide para el segundo) que también garantizan la conformidad con las más estrictas normas de Japón y EE.UU.
Algunos fabricantes de tableros también han implementado sus propias marcas concernientes la emisión de formaldehído; por ejemplo el Grupo Saviola ha creado el tablero LEB destinado al mercado mundial, que además de responder a las normativas japonesas (F****), refleja también el esquema certificativo CARB de EE.UU. porque impone controles periódicos de los productos así como de los límites de emisión; por tanto, el tablero LEB cuenta con las certificaciones CQA y Cosmob Qualitas Praemium Formaldeide.
Lube Industries, además de haber establecido desde hace tiempo en sus condiciones de compra el requisito mínimo obligatorio de material exclusivamente de clase E1, controla la emisión de los tableros mediante pruebas de muestreo periódicas a fin de verificar el respeto de los límites. Asimismo, para los componentes de las estructuras de sus cocinas, utiliza exclusivamente materiales con muy baja emisión de formaldehído, de conformidad con el estándar F**** de la norma JIS, certificado por el ministerio japonés, el más estricto en materia de normativas para la tutela medioambiental. (< 0,3 mg/litro, es decir hasta 4 veces menos que el tablero E1).

 

Grado de brillo

Se identifica con el valor gloss, medido sobre la superficie barnizada a través de un instrumento denominado glosímetro o medidor de brillo:
- mate: hasta 10 gloss
- semimate: de 11 a 35 gloss
- semibrillante: de 36 a 60 gloss
- brillante: de 61 a 80 gloss
- sumamente brillante: más de 80 gloss.

 

Hidrofugo

En el sector del mueble se conocen como hidrófugos aquellos tableros aglomerados, en MDF o contrachapados que resisten un cierto período, establecido según normativa, al aumento de volumen provocado por el agua en las fibras de la madera. Dicha resistencia no es absoluta y responde a una escala de valores, cuyo valor máximo corresponde a la definición de tablero hidrófugo. Naturalmente, la resistencia de los tableros al agua depende también de otros factores como el tipo de revestimiento y la adhesión o el sellado de los bordes.

 

Laminado

También conocido con el nombre comercial de "fórmica", está compuesto por resinas fenólicas (soporte) y melamínicas (papel decorativo) encoladas entre ellas formando láminas de unos 0,6 mm de espesor. Se emplea para el revestimiento de tableros derivados de la madera (tableros laminados).
El laminado cuya resina de soporte supera 1 mm de espesor se denomina laminado estratificado y, gracias a sus características mecánicas, puede emplearse como tablero autoportante sin necesidad de ser aplicado sobre un tablero derivado de la madera.

 

Laminado postformato

Aplicación de una superficie laminada sobre un sustrato de forma irregular (en general curvado o moldurado), como es el caso del canteado de tableros realizado a máquina.

 

Laminado HPL

Las siglas HPL significan "High Pressure Laminates" o laminado de alta presión; este tipo de laminado es definido por la norma EN 438/1 y presenta características excepcionales en términos de dureza y resistencia a los arañazos, al desgaste, a los golpes, a los agentes químicos y al fuego. Se emplean principalmente para las encimeras.

 

Tableros DM o MDF

MDF significa fibra de media densidad; la materia prima de estos tableros son las ramillas y los residuos de elaboración de la madera. Son interesantes desde el punto de vista ecológico ya que su producción no implica el tala sistemática de árboles. Están compuestos por fibras de madera obtenidas mediante vapor y desfibradores, amalgamadas con colas termoendurecibles. Una vez prensadas, dichas fibras (muy similares a la pelusa de algodón) aportan al panel buenas características mecánicas, óptima estabilidad dimensional y compactación a lo largo de los cantos, indispensable para la producción de tableros lacados, revestidos con PVC y, en el caso de necesitar grandes superficies, donde la madera pudiera presentar problemas de planicidad. Sin embargo, tienen un peso elevado y generalmente escasa resistencia a la humedad.

 

Tablero con revestimiento melamínico

Tablero aglomerado cuyas caras están revestidas con hojas de papel impregnado en resinas melamínicas.

 

Tableros aglomerados

Técnicamente denominado tablero de partículas de madera, emplea sobre todo los residuos de elaboración de la madera y las ramillas inutilizadas de los árboles; esto lo convierte en un producto ecológico, dado que no requiere la tala de otros árboles. Está compuesto por astillas y partículas de madera prensadas y amalgamadas con colas termoendurecibles. Normalmente se emplea enchapado, revestido con papel de melamina, con PVC o laminado, materiales que proporcionan al tablero las características estéticas que se deseen.
A nivel mecánico, el tablero aglomerado tiene una óptima estabilidad dimensional que lo hace indispensable para la aplicación en grandes superficies, donde la madera maciza presentaría significativos problemas de planicidad; además es mucho más liviano que el tablero en MDF, si bien también presenta una escasa resistencia a la humedad, sobre todo en estado bruto. Sin embargo, los materiales con los se reviste normalmente garantizan una buena resistencia al agua sobre todo en función del tipo y método de revestimiento.

 

Tablero contrachapado

Se define de esta manera el tablero fabricado con cinco o más estratos de madera dispuestos con las fibras entrecruzadas y fijados entre sí con colas resistentes al agua y a la humedad.

 

Chapa

Consiste en una delgada hoja de madera (de unos 0,6 mm) obtenida por medio del corte de los troncos. Se emplea para revestir los diversos tableros derivados de la madera (MDF, aglomerado, madera maciza, etc.) llamados después enchapados.

 

Placado

Operación de revestimiento de un tablero bruto con varios materiales como laminado, PVC, chapa, etc.

 

PVC

El cloruro de polivinilo es uno de los materiales plásticos más utilizados en la industria del mueble. Con PVC se revisten tanto los elementos estructurales, como las puertas. Es considerado un material tóxico, pero en realidad los peligros existen únicamente en la fase de producción y destrucción (si no se queman en incineradoras adecuadas producen dioxinas). Admite colores y puede imitar las vetas de la madera. Siendo un material termoplástico non resiste mucho el calor, se ablanda a temperaturas entre 75º y 95 ºC.

 

Serigrafía

Es un método especial de impresión en el que la tinta se hace pasar a través de las mallas de seda (retícula de serigrafía) que ha sido previamente obturada en las zonas donde no se desea imprimir. En el vidrio, por medio de un posterior procedimiento de calentamiento a altas temperaturas, la serigrafía se puede templar de modo que, al fundirse con el vidrio, se convierte en indeleble.

 

Espesor del barniz

El espesor de la película seca de barniz sobre cualquier componente se identifica midiendo el espesor de la capa de barniz aplicada:
- poro abierto: hasta 5 micras de espesor
- poro semiabierto: de 6 a 20 micras de espesor
- poro semicerrado: de 21 a 60 micras de espesor
- poro cerrado: más de 60 micras de espesor

 

Marco

Es la estructura portante sólida, generalmente rectangular, realizada uniendo en modo adecuado cuatro o más listones. Si el marco es rectangular, los elementos verticales se denominan montantes y los horizontales travesaños.

 

Barniz acrílico

Barniz de altísima resistencia a la luz que ofrece mejores resultados contra el amarilleo. Se emplea en ciertos tipos de madera clara donde un eventual amarilleo del barniz provocaría una variación cromática muy desagradable. Confiere a la madera un aspecto muy natural ya que puede aplicarse con un mínimo de espesor sin crear el efecto de superposición de una película transparente sobre el tablero de madera.

 

Barniz de poliuretano

Es el más empleado dentro del sector de la madera ya que es económico y de fácil aplicación. Tiene escasa resistencia a la luz y tiende a amarillear, por esta razón no es apropiada para el barnizado de madera clara.

 

Barniz de poliéster

Se emplea normalmente cuando se quiere obtener grandes espesores de barniz con óptimas resistencias mecánicas (tableros lacados). Siendo más dura que el barniz acrílico o el de poliuretano, se emplea también normalmente sobre los tableros de las mesas y sobre otros elementos sometidos a desgaste. Se le puede dar brillo (lacado brillo) con sistemas que consisten en el empleo de granos cada vez más finos hasta obtener una superficie especular de gran efecto estético.
Los barnices de poliéster tienen también escasa resistencia a la luz y no son apropiados para producir lacados muy claros que amarillean fácilmente.

 

Barniz al agua

Se emplean para los nuevos sistemas de barnizado ecológico, en los cuales el disolvente empleado es agua. De este modo se resuelven grandes problemas de impacto ambiental (basta pensar que en algunos casos se evapora hasta el 70% del producto aplicado durante el secado en forma de disolventes contaminantes). Sin embargo, los barnices al agua aún están en fase experimental.

 

Vidrio templado

Mediante el temple se obtienen vidrios con particulares características de dureza y resistencia a los golpes. Este procedimiento consiste en calentar el vidrio a altas temperaturas (650ºC) para luego enfriarlo bruscamente con chorros de aire.

 

Zamak

Aleación constituida por cinc purísimo, aluminio y magnesio que, además de tener una discreta inercia química, se somete muy bien a los procesos de fundido a presión. En el sector del mueble se emplea sobre todo para la producción de pomos y tiradores.

 

Uso y Mantenimiento

Columna de frigorífico

Para un correcto funcionamiento, la columna del frigorífico necesita una aireación continua que se garantiza por la existencia de un fondo especial de plástico perforado que permite la entrada del flujo de aire desde la parte inferior de la puerta del mueble y la salida por la parte superior. Es imprescindible, por lo tanto, no colocar nada por encima o por debajo de esta columna. Se aconseja además no colocar el frigorífico cerca de una fuente de calor, por ejemplo un horno, las placas de cocción o un radiador. Para evitar peligro de vuelco, asegurar a la pared todas las columnas con las adecuadas placas de fijación.

 


Campana     

El uso de la campana extractora es muy importante, porque aspira los humos y los evacúa hacia el exterior; sin embargo, la misma tiene que estar acoplada a un conducto de evacuación de humos específico, evitando usar conductos de humos ya destinados a otros artefactos como calderas u hogares.
El filtro antigrasa de fibra sintética es desechable y debe cambiarse cada 2 meses. El filtro antigrasa de metal se lava en lavavajillas cada 2 meses.

 


Bisagras

Es posible regular las bisagras en caso de desalineación de las puertas con el uso: las tres flechas de la figura indican cómo es posible realizar la regulación de la puerta en altura, en longitud y en profundidad. Actuando sobre el mismo tornillo que permite la regulación en profundidad, también se puede desmontar completamente la puerta del mueble.

 


Herrajes muebles altos - baldas

El mueble alto está enganchado a la barra de sostén por medio de herrajes que permiten regularlo en altura y en profundidad a través de los tornillos colocados bajo un postigo de plástico, como se observa en la figura.
Los herrajes de soporte para las baldas permiten una segura fijación de las mismas dentro del mueble, evitando el riesgo de vuelco. Para colocar o extraer la balda, es suficiente utilizar un destornillador como se indica en la figura.
Gracias a una serie de agujeros realizados en el panel lateral del mueble es posible colocar la balda a la altura deseada.

 


Encimera

1. Controlar que a lo largo del perímetro del hueco de los electrodomésticos empotrados o del fregadero esté aplicada correctamente la vaina de protección.
2. Controlar que se haya aplicado silicona en las uniones de las encimeras antes de empalmarlas.
3. Controlar que el copete esté colocado bien adherente a la pared y a la encimera, usando silicona si fuera necesario.

 


Patas y rodapiés

Para poder acceder al espacio bajo los muebles, el rodapié de la cocina está enganchado a las patas mediante pinzas de plástico de desenganche rápido, por lo cual es suficiente tirar o apretar el rodapié para extraerlo o volver a colocarlo; dichas pinzas pueden hacerse coincidir con la ubicación de las patas gracias a una corredera de deslizamiento presente en la parte trasera del rodapié.
Las patas de los bajos y las columnas son de altura ajustable, para permitir la nivelación de la cocina en caso de suelos con ligeras pendencias; para ajustarlos hay que girar la base roscada de las patas como se ilustra en la figura.

 


Canjones de extracción total

Para enganchar el frente del cajón es suficiente colocar la pieza de expansión en el mismo y bloquearla como se ilustra en la figura; luego acercar el frente con las piezas bloqueadas a los cercos laterales hasta que se encastren las pinzas.

Para desenganchar el frente del cajón es suficiente introducir un destornillador de cruz en el sitio correspondiente tras haber extraído la tapa de plástico; luego girar el destornillador a derechas hasta que se sienta el desenganche.

Para la regulación vertical del frente, actuar sobre el tornillo dorado como se muestra en la figura.


 
Para la regulación lateral actuar sobre el casquillo de plástico gris como se muestra en la figura.

Para la regulación de la inclinación del frente proceder como indica la figura, haciendo girar el carril.

Para montar los carriles:
1) introducir el carrir
2) levantarlo en la parte posterior
3) encastrar el carril en la trasera

Alturas de montaje de la barra de sostén en base a la altura de los muebles altos y de las patas h=15 cm

 

Esquema de conexión de las instalaciones eléctrica, del agua y del gas

Bajo fregadero con puertas

Bajo fregadero dos cestos con sifón compacto